sábado, 2 de mayo de 2009

Otro poema


Te imagino en un edificio casi vacío
de esos que suelen usarse para oficinas.
El pelo negro envuelto en una toalla.

Leo tu novela. ¿Es verdad que esos años
fueron así de difíciles? ¿Que el aire
te resultaba espeso, que a duras penas te abrías paso?

Caminamos. Las luces se van encendiendo
el asfalto cede al verano
y sos mucho más veloz que yo
más optimista

cuando me agarrás fuerte de la mano
porque cambia la luz de los semáforos
y si corremos, decís
podemos llegar juntas y a tiempo.

De Bucólico paisaje (inédito)

3 comentarios:

mariana kosmal dijo...

líndisimo Caro. admiro tu organización e impulso (incesante) de lecturas y escrituras.

(lindo verte el jueves)

Carolina E dijo...

Qué haría sin mis amigas...a mí también me gustó mucho verte.
Besos

Laura Chalar dijo...

¡Me gusta, Caro! ¿Me lo "prestás" para publicar en La Farola de Punta Carretas?

Beso grande, y quiero leer tu próximo libro...